CUIDADO DE LOS COLLARES

Siga estos consejos para minimizar el desgaste de los collares de sus greens, causado por rolado, de manera que mejore su densidad y sanidad.

Septiembre 2018 | Dr. Thomas A. Nikolai 

Durante los calurosos días del verano, muy comúnmente, los collares de los greens suelen presentar cierto desgaste por el estrés ambiental.

Contrario a las creencias populares, la investigación indica que los collares pueden mostrar síntomas de “dollar spot” y otro tipo de enfermedades, debido a que el micro ambiente del collar es mucho más húmedo que la superficie de putt, el cual es mantenido a una altura de corte menor y, por lo tanto, es más denso.

Con esto en mente, el estrés mecánico por el incremento del rolado de los greens puede exacerbar este deterioro del collar.

Claramente, los numerosos beneficios del rolado, apoyado por las recientes investigaciones, justifican la atención extra que merecen los collares. Sin embargo, los perfeccionistas ven el vaso medio vacío, así que mejor examinemos los métodos para minimizar los daños en sus collares, causados por el rolado.

  • Las recomendaciones para promover la densidad del collar del green, comienzan con el operador –o su supervisor– de la máquina para rolar, quién debe estar entrenado para eliminar vueltas forzadas y derrapes en el collar.
  • Considere la posición del rodillo respecto de las lomas del green. Tanto como sea posible, la máquina debe permanecer apuntando a la caída de la loma, de manera de que el peso se empuje cuesta arriba –en lugar de jalar el peso del rodillo cuesta arriba–.
    Esto reduce las vueltas forzadas cuando se cambia de dirección en el collar y también es una importante consideración, al acercarse a un green sobre una loma.
  • Particularmente durante las épocas de mucho estrés ambiental, el operador del rodillo debe detenerse lentamente (y hacer una pausa), antes de cambiar de dirección.
  • Un número cada vez mayor de superintendentes, prefiere detener el rodillo antes de llegar al collar y cambiar la dirección del rodillo dentro del green.
    Esta práctica contradice las viejas recomendaciones —esto es, nunca cambiar de dirección o dar vuelta sobre la superficie de putt, con ningún equipo. Esta nueva práctica apoya el dicho “nunca digas nunca,” porque una menor altura de corte (HOC) en pastos estoloníferos, provoca menos estrés de tráfico, que una mayor HOC.
  • Bajar la HOC en los collares, también puede reducir el impacto de los rodillos y quizás, minimizar algo el estrés ambiental.
  • Cuando sea posible, después de un retape, se debe usar un rodillo vibratorio para ayudar a que la arena se incorpore en el dosel del césped.
    Las investigaciones indican que el paso de un rodillo vibratorio después del retape, incrementa la incorporación de arena en el dosel del pasto más del 50% en greens con pasto bent y hasta el 80% en pasto bermuda. Esto es importante porque los daños por abrasión de la arena con el rodillo, pueden incrementar el daño en el tejido foliar del collar.
  • Para aquellos que no poseen un rodillo vibratorio que pueda levantarse antes de hacer contacto con el collar, será mejor cambiar dirección sobre el rough cuando la arena del retape todavía sea visible en el rodillo. Esto se hace para evitar la abrasión causada por la arena.
  • Un superintendente me dijo que siembra pasto rye perenne en sus collares de bermuda, cuando nota algún desgaste por el rolado. Esto tal vez no sea lo mejor para todas las especies, por los peligros de contaminación, pero en una cancha, pasto es mejor que suelo desnudo.
  • El uso de mallas de coco o de acero cada vez es más frecuente, pero debe tenerse el tiempo requerido para trabajar las capas de arena con estas herramientas.
  • Evite la aplicación de reguladores de crecimiento (PGR) del green, sobre los collares. Si usted aumenta la HOC del collar, notará que el ritmo de crecimiento del césped disminuye, en este caso del collar, lo que significa un menor ritmo de recuperación del estrés, que la superficie de putt.
    Tomar en cuenta que el efecto de los PGRs duran más tiempo en césped con alturas de corte mayores. Si usted debe aplicar la misma cantidad de PGRs al green y al collar, entonces será una buena idea incrementar las dosis de nitrógeno sobre los collares, para estimular el crecimiento que es afectado por los PGRs.

Para aquellos que deseen saber más sobre los reguladores de crecimiento (PGR), les sugiero la investigación del Doctor Bill Kreuser, en la Universidad de Nebraska.


AUTOR: El Doctor Thomas A. Nikolai, conocido como el “Doctor de la velocidad del Green”, es el especialista académico de césped de la Universidad Estatal de Michigan, ubicada en East Lansing, Mich., siendo un colaborador frecuente de la GCSAA.

TRADUCTOR: IA Mauricio Aguirre García. Servicios de Atención al Cliente y Equipos Especializados Toro en TERMSA.

PUBLICACIÓN: Golf Course Magazine. Septiembre 2018. Título Original: Collar Care. https://www.gcmonline.com/voices/news/putting-green-collars