DESTINO DEL FUNGICIDA DESPUÉS DEL RIEGO Y LA PODA

Los investigadores estudian cómo el riego y la poda después de una aplicación, influyen en la cantidad del químico en los “clippings” y el perfil del suelo.

Julio 2019 | Teresa Carson 

Típicamente, se riega inmediatamente después de una aplicación de fungicida cuando el objetivo son enfermedades de las raíces en los “putting greens”. Sin embargo, el destino del químico después del riego y las podas habituales, no está bien documentado. El objetivo de este estudio, fue determinar la influencia de estos dos factores, sobre la cantidad de fungicida en la paja del corte y el perfil del suelo.

Se hicieron aplicaciones simples de pyraclostrobin, triadimefon y penthiopyrad, seguidas de un riego de 0.25 pulgadas (6.35 mm) después de la aplicación, mismo que se realizó inmediatamente después de la aplicación o seis horas después de la misma.

La paja del corte (clippings) se recolectó en los días 0, 1 o 3 después del tratamiento. Muestras de suelo fueron recolectadas en los días 0, 1, 3, 7 y 14 después del tratamiento y fueron analizadas junto con la vegetación (thatch) a profundidades de 0 a 1 pulgada (2.5 centímetros), de 1 a 2 pulgadas (5 centímetros) y de 2 a 3 pulgadas (7.6 centímetros). Todas las muestras fueron homogenizadas y los residuos de fungicida fueron analizados usando cromatografía líquida y espectrometría de masas.

El químico recuperado en medidas porcentuales, respecto del fungicida aplicado, fue del rango del 90% al 93% para pyraclostrobin, del 92% al 99% para triadimefon, y del 92% al 95% para penthiopyrad a los 0 días después del tratamiento. Sólo una cantidad marginal de fungicida (0.19% al 2.31%) se perdió con la paja del corte y el riego aplicado. El fungicida fue detectado a la profundidad de 2- a 3-pulgadas en el día 14 después de la aplicación, sólo cuando el riego fue aplicado inmediatamente después del fungicida.

El regar inmediatamente después de la aplicación y dejar de podar uno o dos días después, resultó en un mayor movimiento del fungicida en la planta, así como una mayor recuperación.

— Cameron Stephens, James P. Kerns, Ph.D., and Travis W. Gannon, Ph.D., North Carolina State University, Raleigh, N.C.


AUTOR: Teresa Carson es la editora de ciencias de GCM.

TRADUCTOR: IA Mauricio Aguirre García. Servicios de Atención al Cliente y Equipos Especializados Toro en TERMSA.

PUBLICACIÓN: Golf Course Magazine. Julio 2019. Título Original: Fungicide Fate Following Mowing and Irrigation. https://www.gcmonline.com/research/news/fungicide-irrigation-mowing