El césped en el Masters

El famoso color verde desplegado “wall-to-wall” en el Augusta National no sería posible sin las mejoras en las variedades de perennial ryegrass, siendo la primera liberada en 1967.

Autor: Abril, 2018 | Dr. Jack Fry


Las plantas juegan un rol prominente en el Augusta National, con cada hoyo bautizado con el nombre de su planta distintiva. Las muy queridas azaleas del campo, conjugan más de 30 variedades.



Es 1967. Los Beatles lanzaron “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band.” La gasolina estaba a 33 centavos por galón y costaba poco más de un dólar ir al cine. Pero lo más importante: la primera variedad de césped que conforma los fairways, tees y roughs del Augusta National Golf Club, fue lanzada al mercado.

Augusta, Ga., se ubica en zona de bermuda — veranos calientes y húmedos e inviernos moderados. Sin embargo, la temporada del Masters requiere pasto de alta calidad al comienzo de la primavera y el bermuda no estaría en condiciones en el norte de Georgia. Así que, se necesita un pasto de clima frío. El pasto Bermuda sigue en el campo — está sólo cubierto. Bajo la cobertura de su contra parte de clima frío: perennial ryegrass.

Caballos, ganado y ovejas han estado comiendo los beneficios del perennial ryegrass por cientos de años, ya que ha sido usado como forraje.

Las primeras variedades de perennial ryegrass, como Linn, no producían césped de alta calidad. La poda desgarraba la hoja, debido a que el tejido vascular es rígido. Después del corte, las hojas secas y rasgadas de Linn lo hacían ver más blanco que verde.

En 1967, la Estación Experimental Agrícola de New Jersey liberó el Manhattan perennial ryegrass como la primera variedad de pasto rye con características de alta calidad como césped deportivo y buenos atributos de tolerancia a siega frecuente. Esto fue el resultado del arduo trabajo del renombrado genetista y miembro de la facultad de Rutgers, Dr. Reed Funk, quien estudió a Manhattan junto con muchas variedades de ryegrass y otras variedades de pastos mejorados. Posteriormente, el libro “Turfgrass: Science and Culture” del Dr. James Beard, que fue publicado en 1973, dio a conocer una lista de siete variedades de perennial ryegrass.


Desde entonces, los genetistas han trabajado para desarrollar cientos de variedades. En las más recientes pruebas del programa nacional de Evaluación de Césped (National Turfgrass Evaluation Program) en variedades de perennial ryegrass, incluyó 114 ensayos de 29 compañías. Es casi seguro que en Augusta se use una mezcla especial de variedades, pero la calidad en la superficie es impecable. El césped combina con el saco.

El ryegrass perenne, también conocido como ryegrass inglés en la literatura, tiene varias características que lo hacen atractivo. Germina con rapidez después de la siembra y las plántulas comienzan a emerger después de algunas horas, hasta 4 o 5 días. Produce una carpeta densa y la hoja delgada tiene un envés lustroso. El brillo de la hoja hace el contraste que provee los patrones de rayado tan visible, en los campos de golf y otras superficies deportivas.

A mediados del verano, el perennial ryegrass en Georgia está en franco declive, mientras que el bermuda saca ventaja del clima húmedo y caliente. Así, el césped en esta primavera del Masters será tratado como un anual y el próximo cultivo será sembrado en algún momento del otoño. 

En zonas más al norte de los Estados Unidos, el perennial ryegrass es usado como la planta perenne que es. En regiones más cálidas y húmedas en la zona de transición, un buen programa de aplicaciones con fungicidas es necesario, para mantener la calidad del ryegrass a través del verano, ya que es muy susceptible a infecciones por hongos que causan “brown patch”, “Pythium blight” y la mancha gris de la hoja (gray leaf spot o GLS).

La mancha gris de la hoja había sido la enfermedad más común en pasto San Agustín, en jardines residenciales del sur, pero nunca fue un problema para el perennial ryegrass. A mediados de los 1990s, la mancha gris de la hoja comenzó a aparecer en ryegrass en campos de golf en el Atlántico medio y en regiones del medio oeste, arrasando con fairways y tees en cuestión de días. Este hecho ha impulsado a muchos campos de golf que tenían perennial ryegrass, a cambiar hacia creeping bentgrass, el cual por ningún motivo es inmune a enfermedades, pero no es afectado por la mancha gris. Los genetistas están trabajando para remediar este asunto de GLS, y han liberado algunas variedades que presentan algunos niveles de tolerancia a la enfermedad.


Junte usted las mejoras de los genetistas en perennial ryegrass, con lo mejor en irrigación, equipos de corte, equipos de aplicación, fertilizantes y pesticidas — así como superintendentes, asistentes, mecánicos e internos, egresados de las mejores universidades — y el resultado es lo que usted ve en Augusta National. La industria ha avanzado mucho desde 1967 y el desarrollo de variedades de perennial ryegrass de alta calidad, ha ayudado a dar al Augusta National la gran apariencia estética que tiene hoy en día.


AUTOR: El Dr. Jack Fry es profesor de ciencias del césped y es el director del Rocky Ford Turfgrass Research Center en la Universidad Estatal de Kansas, ubicada en Manhattan. Tiene 21 años como miembro y educador de la GCSAA.

TRADUCTOR: IA Mauricio Aguirre García. Servicios de Atención al Cliente y Equipos Especializados Toro en TERMSA.

PUBLICACIÓN: Golf Course Magazine. Abril 2018. Título Original: The grass at the Masters. http://www.gcmonline.com/voices/2018/04/01/augusta-national-grass