LOS RETOS PROFESIONALES Y PERSONALES AL MANEJAR CAMPOS MULTIUSOS

ENERO 13, 2020
Autor: Clint Belau

Transición. La palabra en sí misma evoca emociones que cubren todo el espectro. Siendo mi primer año supervisando la casa de los Albuquerque Isotopes, de la liga Triple-A de béisbol, pero también siendo el campo “temporal” del New Mexico United, equipo de fútbol de la MLS, ciertamente aplica conmigo.

Para poder jugar, tuvimos que darle la vuelta al campo once veces, durante la temporada de béisbol. Debido a nuestra famosa colina del jardín central, nuestra cancha de soccer fue forzada a ir desde la línea de primera base, hacia el jardín izquierdo, lo que obviamente afectó el “home plate”, la lomita de pitcheo, todo el cuadro del “infield”, la mayor parte de los jardines y algunas partes de la franja de advertencia. Este es un problema que parece está invadiendo los campos de béisbol en todo Estados Unidos, y aunque pareciera algo extraño, le voy a explicar por qué no debería usted molestarse. Spoiler alert: Es porque el enojarse sobre esto, no hará que la situación mejore.

Entiendo que todos aquellos que enfrentan situaciones similares en estos momentos, están lidiando con variables distintas, que hacen las cosas considerablemente diferentes. Yo soy un aficionado del béisbol. Me decidí por esta Carrera, con el propósito de cuidar de los campos de béisbol. Soy muy afortunado de tener un bello parque de pelota en mis manos, además de tener el apoyo de mi GM y la oficina principal. Con todo, esta temporada de trabajo cambiando de un deporte a otro, me llevó a épocas difíciles y creo que no soy el único. Así que espero poder ayudar a algunos.

Es su campo, exija respeto

Creo que es ampliamente percibido – probablemente por buenas razones – que el personal del equipo de soccer, piensa que estamos a su entera disposición. No hay respeto por el trabajo para hacer que la cancha esté en excelente estado. A mí me ha funcionado el ser vocal y exigir ese respeto. 

Realmente no importa cómo, alguien sin experiencia en el mantenimiento de campos deportivos, piense cómo debería usted cortar el césped, asegurar las porterías o cómo colocar las protecciones de las bandas. Lo que importa es con lo que usted esté a gusto, lo que funciona para usted y lo que es mejor para su campo. Usted puede ser el único abogado que tenga el campo, así que es su deber protegerlo. Ponga sus reglas para el uso del campo, comuníquelas a todos los involucrados, las veces que sea necesario y no dude en ser estricto al aplicarlas. Si esto lo convierte en el malo de la película, este será el sacrificio que deberá asumir.

Confíe en mí, nadie del equipo de soccer me llama para invitarme una cerveza, pero le garantizo que todos ellos respetan la dedicación que le tengo a mi campo. 

Confíe en el proceso / Confíe en la gente

Antes era una situación de “hazlo como te digo, no como yo lo hago”, pero siempre estoy tratando de mejorar sobre lo alcanzado. Mi tendencia siempre ha sido que, si lo hago yo, estoy seguro que está bien. Lentamente he aprendido a confiar más en los demás, siendo éste un gran año para reafirmar esto. He sido afortunado en poder seleccionar la compañía, con la que hacemos las transiciones al soccer: Mountain West Golfscapes, quienes no solamente hacen el campo en Isotopes Park, sino que nos hacen las nivelaciones láser cada año, además de hacer las aireaciones.

El conocer a la compañía con la que trabajo, ciertamente ayuda a bajar mis niveles de estrés.  La confianza que les tengo y el respeto que tienen por mi campo, es recíproco.

El área donde necesito las mejoras, es cuando regresamos al béisbol. Debo permitir a mis asistentes que tomen el control y confiar que todo saldrá bien.  Ya sea fertilizando, dando forma al “home plate”, detalles en orillas, regando manchas secas, debo confiar que tengo a la gente adecuada y que los he capacitado bien. Entre marzo 1 y septiembre 15 del 2019, me tomé un día libre. No lo digo para alardear del tiempo que le dedico al campo. Lo digo como una persona avergonzada de lo desconfiado que soy con mi propio equipo, sabiendo que debo cambiar. Física y mentalmente, no podría soportar otra temporada así. Desde la mañana de cada juego de soccer, hasta la noche del siguiente día, estuve aquí por 36 horas seguidas. Si así es usted, deténgase. Deje que su gente trabaje, capacítelos y permita que prueben que usted es un buen líder.

La vida al límite

Para nosotros, fanáticos del béisbol, las orillas del campo son nuestros bebés. Son las áreas más delicadas e inspiradoras del campo, lo cual nos enorgullece. La perfecta transición entre un pasto verde a la zona de arena del “infield”, podría hacer llorar a cualquier “groundskeeper”.  

Ahora, imagine una docena de hombres poco capacitados, caminando hacia esos límites con picos y palas sobre sus hombros.  Su misión: destruir esos límites y remover 2 cms de material, para poder poner el pasto en rollo que requiere la cancha de soccer. Este es el material con el que se hacen las películas de terror. Algo en lo que trabajas diligentemente que es destruido una y otra vez, te duele en el alma. Sin embargo, si usted recuerda el concepto de confiar en la gente y el proceso, comprenderá mejor cómo pude lograr superar los retos implicados en la operación.

En general, hemos tenido mejores resultados manteniendo nuestras orillas durante la temporada, que los que yo esperaba. Suena raro, pero creo que el reestablecer esas orillas cada año, resultó en algo positivo. Nuestra área problema era la línea de tercera base, donde ponemos un triplay para que pueda cruzar toda la maquinaria a la cancha. Era una zona que ya me había acostumbrado a perder y estar poniendo pasto en rollo, con frecuencia. 

Montículos y montañas de trabajo

Cada año, quitamos y reconstruimos el montículo del pitcher ocho veces. En la primavera, el pensar solo en ello me hacía odiar todo el proceso.

Una mañana agendada para el béisbol, la cambiamos para poner algo de pasto en rollo, lo que nos limitó mucho en términos del volumen de trabajo que podríamos hacer. Decidí al final, dedicarnos mejor al montículo esa mañana. Alrededor del medio día que Mountain West ya tenía avanzada la obra, puede disponer de dos personas para comenzar a cortar, mientras mi Asistente y yo seguimos con algo de detalles. Después de una hora, terminamos la compactación y entramos al “shaping” final. Descubrí que en lugar de dejar uno o dos de los muchachos batallar solos con el montículo, el estar todos juntos fue más eficiente.  

Para agosto, ya solo estaba esperando hacer la reconstrucción del montículo. Hay una posibilidad que esto se debiera a que ya tenía 24 horas trabajando, lo que me puso al borde del delirio, pero en verdad deseaba hacerlo. Ya fuera el compañerismo, la escena del nuevo montículo o la sensación del trabajo cumplido, esta tarea cambió mi perspectiva del trabajo durante la temporada.

Problemas al terminar la temporada

Aquí es donde se pone feo. Justo después del final de la temporada de los Isotopes, instalamos el pasto en rollo para la cancha de soccer que debería permanecer por 59 días. Durante este tiempo, las raíces del pasto crecieron… y crecieron… y crecieron. Para el tiempo que nos tocó sacar el pasto a finales de octubre, teníamos contaminación de raíces en nuestras líneas y franjas de advertencia de casi 2 pulgadas. Ciertamente esperaba algo de contaminación, pero eso fue un golpe bajo. Acabamos de terminar (noviembre 14) el proceso de quitar – y reemplazar – 2 pulgadas de nuestro “infield” y áreas de franja de advertencia que fueron afectadas. Todo esto retrasó nuestros trabajos de restauración del nuevo “infield”. Esto nos trajo muy cerca de la temporada de dormancia, lo que llevó mis niveles de frustración cada vez más arriba. Sin embargo, desde que trabajo en mantenerme con actitud positiva, pudimos colocar y arreglar 175 toneladas del mix DuraEdge dentro de nuestro “infield”, lo que me deja satisfecho para el próximo año.

Escoja su actitud

Mi anterior jefe, Ernie Lansford, nos insistía a diario que eligiéramos nuestra actitud. En esa época, yo estaba como técnico de sonido, por lo que no estaba exactamente feliz con la vida; Ernie parecía tener el diploma de la persona más molestamente positiva que había conocido. Conforme me adentré en el béisbol, tomé para mí ese diploma. Me he convertido en Ernie. Todos los días eran los mejores de mi vida y todas las personas lo sabían. Nada me desanimaba. Luego tuve estos problemas con el soccer y le regresé el título a Ernie. ¡Ahora estoy luchando por recuperarlo!

El estar haciendo la transición de soccer a béisbol y viceversa, tiene sus retos. Ciertamente, puede ser frustrante. Definitivamente, ha tenido un efecto negativo en mi campo. No veo que los pro’s, les ganen a los contras de la operación. Pero tampoco lo puedo evitar.

Así que, puedo enojarme, odiarlo todos los días y permitir que acabe con el orgullo y la felicidad que siento por mi campo de baseball, o encuentro la forma de enfrentarlo. 

Cada quién tiene su propia situación particular, por lo que no le diré cómo vivir su vida, pero sí sé que cuando miro los campos de baseball por todo el país, de cualquier nivel, veo mucho bien. Veo mucho detalle en el trabajo. Veo mucha dedicación para proveer las mejores condiciones de juego, para los peloteros de todos los niveles.

Es muy fácil ser negativo, sentarse en el taller y quejarnos de cómo nos fastidian y lo cansados que estamos. En lugar de estar frustrados, necesitamos recordar el por qué llegamos aquí, apoyarnos para levantarnos y permanecer positivos.


AUTOR: Clint Belau es el groundskeeper de Isotopes Park, casa del equipo de la liga Triple-A Albuquerque Isotopes (y la casa del New Mexico United hasta nuevo aviso). Belau fue premiado con el “Presidential Commendation” por la excelencia en campos deportivos por la Liga de la Costa del Pacífico en 2018 y en 2019.

TRADUCTOR: IA Mauricio Aguirre García. Servicios de Atención al Cliente y Equipos Especializados Toro en TERMSA.

PUBLICACIÓN: SportsField Management. Enero 2020. Título Original: The professional and personal challenges of managing multi-use fields. https://sportsturfonline.com/2020/01/13/the-professional-and-personal-challenges-of-managing-multi-use-fields/11036/