Planeación Agronómica: Más ciencia, menos arte

En las estrategias para enfrentar la difícil tarea de controlar plagas y enfermedades — particularmente en greens — confíe en información sólida, las últimas investigaciones y un plan inteligente y flexible.

Autor: Marzo, 2018 | Dr. Lane Tredway


Tenga listos los materiales necesarios para colectar y enviar muestras, de manera que lo pueda hacer eficientemente cuando surja la contingencia.



Cualquier buen coach le dirá que el juego del golf, se construye con un set de habilidades esenciales. Dominar los fundamentos como un buen agarre, un swing consistente y un putt preciso, son claves para el éxito.

Para los superintendentes, se puede aplicar la misma mentalidad para crear una estrategia de manejo de césped que sea exitosa. Hacerse preguntas como “¿Estoy aplicando en tiempo y forma?” le pueden ayudar a tener bases sólidas para un plan agronómico. Esta pregunta es particularmente importante cuando se trata del manejo de los greens, debido a que los greens son los más propensos a daños por enfermedades, insectos y nematodos, teniendo muy poca tolerancia a este tipo de estrés.

El desarrollar un programa para sus greens pareciera ser más complicado que nunca. Con nuevos químicos, productos de pre mezcla, preocupación por desarrollo de resistencias y otros retos, es suficiente para un dolor de cabeza.

Pero como cualquier otra tarea compleja, si usted vuelve a lo básico, será más sencillo de elaborar.

Para desarrollar un sólido plan agronómico para sus greens, usted necesita responder cuatro preguntas clave.

  • ¿Qué plagas debo prevenir?
  • ¿Qué temperaturas u otras condiciones, disparan la presencia de determinada plaga?
  • ¿Cuándo se presentan dichas condiciones en mi campo?
  • ¿Qué producto o mezcla de productos pueden prevenir el espectro de plagas que pueden activarse durante la temporada?

Así de fácil… OK, quizá necesitemos una más amplia explicación.


Apunte a la plaga correcta

Hace algún tiempo, usted no necesitaba realmente saber qué insectos o enfermedades estaba atacando con sus aplicaciones. Los químicos tenían un espectro de acción muy amplio, por lo que usted tomaba un bote de la bodega y seguramente resolvería el problema. Esos días se acabaron. Con el fin de proteger el ambiente, los nuevos químicos son más específicos en ciertas plagas o grupos de plagas, por lo que usted debe saber contra qué está haciendo una aplicación.

El primer y más importante paso, es preguntarse, “¿Qué plagas necesito prevenir?” Esta parte es la más difícil en la elaboración de su plan y es un paso, que muchos lamentablemente omiten.

Cada especie de césped que se usa para greens — desde annual bluegrass hasta zoysiagrass — tiene una lista de plagas, que son regulares en una región dada. Hay que tener cuidado con los mitos y malentendidos, que surgen de información no actualizada y libros viejos. Por ejemplo, muchos superintendentes con greens de pasto bent en la zona de transición, hacen aplicaciones preventivas para control del “take-all patch” y “Pythium blight”, cuando deberían estar más preocupados con el “summer patch”

y la pudrición radicular por Pythium. El conocimiento de diferencias específicas, puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Aquí es donde usted debe confiar en especialistas de patología o entomología, extensionistas o consultores especializados. Su conocimiento de plagas del césped aumenta cada año, además de que están al tanto de la ciencia que le ayudará a determinar exactamente, cuáles son las plagas problema en su región. Adicionalmente, usted debe prestar atención cuando los especialistas hablen de nuevas plagas en las conferencias y seminarios. Aun cuando no haya visto la nueva plaga, seguramente llegará con el tiempo, por lo que vaya considerándola en su programa.

Después de anotar su lista de plagas, usted debe determinar qué temperaturas promueven el desarrollo de cada una. Tome en consideración las temperaturas promedio del día y de la noche, temperaturas del suelo y cómo ciertas plagas, son influenciadas por la lluvia o presencia de humedad. Reitero, asegúrese de que tiene la información más actualizada, disponible en su zona — no su libro de patología que fue publicado en 1982.


Aplique en tiempo

Quien dijo, “No existe un año normal” probablemente fue un superintendente. Comparado con áreas de bajo mantenimiento, el césped de manejo intensivo puede ser muy susceptible a cambios climáticos, lo que puede detonar el desarrollo de plagas o daños por factores abióticos, como el calor y sequía, que requieran de intervención.

Aunque cada año es diferente, usted debe tener un plan para su temporada. ¿Cómo podría programar sus aplicaciones para el siguiente año? ¿Basado en lo que siempre ha hecho? ¿Basado en lo que el clima hizo el año pasado?

Sabemos que no existe para nosotros el término “normal,” puede argumentarse que temperaturas normales son la mejor guía para propósitos de planeación. En el mundo meteorológico, “normal” tiene un significado muy específico — es el promedio de 30 años de temperaturas o precipitaciones para un día, mes o año dado. Los datos del clima normal, toman en cuenta lo que sucedió el año anterior, además de considerar cambios climáticos a largo plazo, que puedan generar patrones o tendencias.

Las temperaturas promedio normales del aire, son una aproximación a lo que puede suceder en el suelo, por lo que pueden usarse para determinar cuando los patógenos de la raíz pueden activarse. De forma similar, las medias de bajas temperaturas pueden usarse para identificar cuando se pueden activar las enfermedades del follaje en su zona.

Muchas oficinas locales del clima deberán tener información disponible, además, el Servicio Meteorológico Nacional deberá proveer información de todo el país. Las medias de temperaturas bajas son más útiles para enfermedades foliares, las cuales tienden a ser más activas durante las noches. Debido a que los datos de medias en temperaturas del suelo son raros de conseguir, las medias de temperaturas diarias son un buen sustituto para predecir el brote de plagas del suelo, especialmente en suelos arenosos, los cuales tienden a ser muy similares a la temperatura del aire.

Las medias de precipitación también son útiles, especialmente si usted vive con estaciones bien definidas de humedad y de sequía, como el sur de la Florida. Las enfermedades foliares generalmente son menos activas durante la temporada de secas, aunque las temperaturas puedan estar en rangos favorable de desarrollo.

– Umbrales de temperatura para el desarrollo de enfermedades del césped.  –

Una vez que tenga su lista de plagas, las condiciones que las favorecen y la información climática de su localidad, escribir su programa agronómico será muy sencillo. Después, anote los productos o mezclas que controlarán a las plagas y enfermedades esperadas, según la temporada. Y al rotar los químicos y usar productos como los fungicidas de multi-contacto, usted puede combatir la aparición de resistencia.

Cuando esté haciendo su plan, quizá note que sus tiempos tradicionales de aplicación para ciertas plagas, ya han cambiado. Por ejemplo, muchos superintendentes

comienzan sus programas contra “brown patch” muy tarde, o hacen aplicaciones contra “spring dead spot” demasiado pronto, basados en un historial de aplicaciones que ya no es válido.

Así que… ¿Cómo seleccionar el mejor producto para cada aplicación? Probablemente usted sólo lea la etiqueta… ¿Verdad? Pero en lugar de apoyarse solo en una etiqueta, usted debe investigar el desempeño del producto, basado en los últimos datos experimentales disponibles. Esta información está disponible en muchas Universidades de Estados Unidos, así como con algunos laboratorios y fabricantes de los productos.


Sea Flexible

El hacer un plan agronómico es comparable a construir una casa, siendo clave el tener cimientos sólidos. Sin embargo, las casas son estructuras permanentes que no son fáciles de modificar. Quizá algo construido con Legos es una mejor analogía. Mientras la estructura sigue siendo sólida, también es fácil modificarla conforme las condiciones y las necesidades cambian. Aún el mejor de los programas deberá modificarse, según las condiciones climáticas, a través de la temporada.

Algunas aplicaciones quizá se adelanten o no, si las temperaturas son más cálidas o frías de lo normal. Aquí es donde usted deberá ir de la mano con las condiciones climáticas específicas, que disparen cada problema de plagas, de manera que usted modifique su programa de acuerdo a las necesidades.


Haga pruebas; NO ADIVINE

Aún con el más brillante plan agronómico, los imprevistos siempre surgen. Cuando un síntoma inusual es localizado en el campo, la primera reacción es tomar algo del almacén y aplicarlo, para resolver el detalle a la brevedad. Si usted sabe cuál es el problema y cómo arreglarlo, entonces está bien. Pero… ¿Qué tan seguro está de la causa del problema? ¿Setenta y cinco por ciento? ¿Cincuenta por ciento? ¿Veinticinco por ciento? Si es honesto, usted quizá esté en el punto bajo de la escala, la mayor parte del tiempo.

Con un poco de suerte, usted quizá tome el producto adecuado de su bodega y resuelva el problema. Sin embargo, usted aún no sabe qué era el problema o, más importante, cómo prevenirlo para la próxima temporada. Quizá el problema desapareció por sí mismo, pero ahora usted piensa que lo que aplicó fue la solución. Y si usted escogió el producto que no era la mejor opción, para este caso particular, quizá necesite varias aplicaciones para mantenerlo a raya, incrementando sus costos de control. Si usted maneja sus problemas adivinando, no habrá manera de que mejore y refine su programa con el paso del tiempo. En lugar de ello, su programa se convertirá en una serie de corazonadas, que quizá trabajen en unos años, pero no en otros.

Enviar muestras para el diagnóstico adecuado, es lo mejor que puede hacer para eliminar el juego de adivinanzas de su plan agronómico. El diagnóstico de muestras le dará datos reales que podrá usar para seleccionar los mejores tratamientos curativos, además de modificar su programa, para prevención el próximo año. Adicionalmente, como en nosotros mismos, algunos problemas más complejos requerirán una serie de exámenes y más de una visita con el doctor. Seleccione un laboratorio con el cual trabajar en el largo plazo, para obtener diagnósticos confiables. Evite laboratorios que simplemente le den un inventario de todos los patógenos que encontraron en el microscopio, o que crecieron en una caja de Petri — esto no le dice lo que está causando el problema.

Encontrar el tiempo adecuado para colectar y enviar muestras, puede ser un reto en medio de una temporada saturada de trabajo. Sin embargo, con alguna preparación, toma solo unos minutos el colectar y enviar una muestra. Durante la temporada baja, tómese el tiempo para juntar cajas y materiales de empaque, formas del laboratorio y etiquetas de su paquetería para acelerar el proceso. También puede crear una cuenta con su laboratorio, para facilitar los pagos.

Al menos la mitad de las muestras enviadas a los laboratorios, no son problemas de enfermedades, que es siempre la primera suposición. Hay un millar de factores abióticos, factores culturales e incluso otras plagas (como nematodos), que pueden estar detrás de un césped dañado. No se decepcione si el laboratorio le dice que no había enfermedad — ¡Esas son buenas noticias! Sin embargo, si usted aún no tiene un diagnóstico, quizá necesite enviar muestras del suelo y tejidos, para un análisis de nutrientes o para buscar nematodos, sólo para descartar las posibilidades. El identificar un problema, muchas veces es un proceso de eliminación, así que las más cosas que se puedan descartar, lo más cerca que usted está de tener un diagnóstico certero.

Se dice con frecuencia, que el manejo de un campo de golf es una combinación de arte y ciencia. Eso es y será verdad. Pero hubo un tiempo en que el control de plagas era mucho arte y poca ciencia. Con la especificidad de los químicos actuales, el riesgo de desarrollo de resistencias y el costo de una aplicación mal dirigida, el control de plagas deberá tener más conceptos de ciencia y menos arte. Afortunadamente, el trabajo de científicos en universidades y especialistas del sector privado, está haciendo esta labor más confiable año tras año.

Así que, cuando esté haciendo su plan agronómico, utilice los recursos disponibles. Escuche a la ciencia, recorra su campo y trabaje con técnicos y especialistas de su región. Siguiendo algunos sencillos pasos y enfocándose en los fundamentos, usted de seguro estará combatiendo a la plaga correcta, con el producto adecuado y en el tiempo preciso.


Nota del Autor: Siempre lea y siga las instrucciones de la etiqueta. Algunos productos quizá no estén registrados para su venta y uso en todos los estados, o tenga uso restringido. Apóyese con extensionistas locales para asegurar su uso adecuado.


AUTOR: El Dr. Lane Tredway es el representante técnico de césped y jardinería del sureste de USA, de la compañía Syngenta y cuenta con 28 años de experiencia en la industria del césped.

TRADUCTOR: IA Mauricio Aguirre García. Servicios de Atención al Cliente y Equipos Especializados Toro en TERMSA.

PUBLICACIÓN: Golf Course Magazine. Marzo 2018. Título Original: Agronomic planning: Less art, more science.
http://www.gcmonline.com/features/2018/03/01/agronomic-planning