EL ARTE DE MANEJAR LA DENSIDAD DEL CÉSPED

GCM

El investigador del césped Dr. Jack Fry, habla sobre el thatch, enfermedades, sobre-siembra y otros factores que necesitan especial consideración conforme el césped crece más grueso.

Agosto 2021 | Dr. Jack Fry 

Tener un césped vistoso, creciendo vigorosamente, parece sencillo, pero mantener dichas superficies requiere de algunas complejas estrategias de manejo. 

Las plantas de césped no practican la sana distancia, a pesar de la pandemia. Si lo hicieran, no nos gustaría la vista de una cancha o un prado.

La densidad del pasto se refiere al número de brotes u hojas por unidad de área, en el césped. Una alta densidad, contribuye a una mejor calidad visual de la zona con pasto, pero puede causar problemas, por lo que hay que tenerlo siempre vigilado.

Por ejemplo, un pasto denso puede fomentar la cantidad de thatch (materia orgánica viva y muerta compuesta de tallos, brotes y raíces), incrementa el riesgo de ciertas enfermedades y hace el proceso de sobre siembra algo difícil. Una baja densidad, reduce la calidad del césped, haciendo su apariencia menos deseable.

Los pastos densos, que forman carpeta y tienen la capacidad de crecer de forma lateral, tienen el potencial de producir más thatch. Estos pastos incluyen el Kentucky bluegrass, el creeping bentgrass, algunas especies de fine fescues, zoysiagrass y bermuda. Factores culturales como la altura de corte y la fertilización nitrogenada también contribuyen a la acumulación del thatch. El comprender la capacidad de crecimiento lateral del césped y la influencia de las prácticas culturales en la acumulación del thatch es clave para los superintendentes que manejan estas especies.

Nota del Editor: Las prácticas culturales, como la aireación con brocas huecas, son un método efectivo para el control del thatch en el césped.

Las investigaciones han demostrado que la alta densidad en algunos pastos impide el flujo de aire en el dosel del césped, incrementa la humedad y hace a las plantas más susceptibles a algunas enfermedades. Un buen ejemplo es el tall fescue. Algunas variedades de tall fescue, que tienen altas densidades, se les ha demostrado que muestran más susceptibilidad a brown patch, una enfermedad muy común, que aquellas que tienen menor densidad.

Más brotes por unidad de área, reduce el movimiento de aire entre las mismas plantas de forma individual, resultando en mayor porcentaje de humedad en el dosel del césped. El hongo causante de la mancha café (brown patch), Rhizoctonia solani, como muchos otros hongos, agradece los altos niveles de humedad, favoreciendo el incremento del problema. (Dicho esto, parece que se está avanzando en el desarrollo de variedades de tall fescue con alta densidad, pero tolerante al brown patch.)

El usar dosis de siembra más altas de las recomendadas, puede resultar en densidades altas que favorezcan la aparición de enfermedades. Poner más semilla de la recomendada, resultará obviamente en más plantas por unidad de área, mantiene a la planta en estado “juvenil” por más tiempo, además de la reducción en el flujo de aire, ya comentado.

La sobre siembra (overseeding) de pastos de clima cálido con pastos de clima frío, se realiza comúnmente para mejorar el color de los pastos de clima cálido durante el otoño, invierno e inicios de la primavera. El establecimiento exitoso del pasto de clima frío depende del contacto de la semilla con el suelo, lo que requiere romper el dosel del pasto de clima cálido, para que la semilla alcance el suelo. Algunos pastos de clima cálido, como algunas variedades de Zoysia matrella, son tan densos que hacen la operación de sobre siembra casi imposible, debido a la dificultad de romper el dosel para hacer que la semilla llegue al suelo.

Otros pastos son más “abiertos” a la sobre siembra, incluyendo el pasto bermuda o el buffalograss. Bermuda se sobre siembra de forma rutinaria cada año en el sur con perennial ryegrass o con rough bluegrass, y en algunos casos, el Kentucky bluegrass se siembra dentro del bermuda para crear una superficie perenne de “bluemuda”. También he visto mezclas de buffalograss con Kentucky bluegrass en el oeste medio de Estados Unidos (¿“bluebuff”?). Variedades con menor densidad de zoysia, pueden ser sobre sembradas con tall fescue, para mejorar el color en la temporada de frío.

El lograr una buena densidad, es algo que los genetistas del césped, que están involucrados en el desarrollo de nuevas variedades, buscan como uno de sus objetivos. Sepa usted que, aunque una buena densidad generalmente se ve como algo positivo, puede causar algunos problemas que, con las debidas prácticas culturales, se pueden minimizar en superficies con césped, que se nieguen a aceptar la “sana distancia”.


AUTOR: Jack Fry es profesor de ciencias del césped en la Universidad de Kansas State, actualmente trabajando en el Centro de Investigación y Extensión de la escuela, en Olathe, Kansas. Ha sido miembro de la GCSAA por 25 años.

TRADUCTOR: IA Mauricio Aguirre García. Servicios de Atención al Cliente y Equipos Especializados Toro en TERMSA.

PUBLICACIÓN: Golf Course Management. Agosto 2021. Título Original: The art of managing turf density. https://www.gcmonline.com/course/turf/news/managing-turfgrass-density